NUNCA PERDIÓ TANTO TIEMPO EL LEÓN QUE CUANDO ESCUCHÓ CONSEJOS DE UNA ZORRA

sábado, 22 de enero de 2011

Sucio y Desprolijo

Cuando terminas comiéndote todo crudo
se revuelve el estómago y uno se vomita la panza, las piernas, los pies.
(también a otros)

No hay comentarios:

Publicar un comentario