NUNCA PERDIÓ TANTO TIEMPO EL LEÓN QUE CUANDO ESCUCHÓ CONSEJOS DE UNA ZORRA

sábado, 18 de septiembre de 2010

La Felicidad de los Countrys

Si se posa perdido en la reja de un Country, crea en Dios, piense en la noche y no intente ver los autos que lo penetran, porque no hay más allá. De la vuelta merodee hasta llegar a una villa, siéntase con miedo... pero libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario