NUNCA PERDIÓ TANTO TIEMPO EL LEÓN QUE CUANDO ESCUCHÓ CONSEJOS DE UNA ZORRA

martes, 20 de julio de 2010

The New-Clear Heads

Mi memoria seguía trabajando por su cuenta; me presentó más detalles de su último
registro; la cara del hombre del kiosco, sus bigotes caídos, su mirada azul aguachenta

1 comentario: