NUNCA PERDIÓ TANTO TIEMPO EL LEÓN QUE CUANDO ESCUCHÓ CONSEJOS DE UNA ZORRA

jueves, 10 de diciembre de 2009

Pecado de Juventud con Dinero y Pocas Luces.














*
Alguien le mintió a alguien que él tenía un amigo que era un excelente redactor y por tal motivo le habían entregado un premio, llámese a esto: trofeo.
Y a mí, cuando este alguien me contaba lo que le había mentido el otro, me dio tanta pero tanta risa, por ser tan ignorante, que no tuve compasión y le agrandé la mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario