NUNCA PERDIÓ TANTO TIEMPO EL LEÓN QUE CUANDO ESCUCHÓ CONSEJOS DE UNA ZORRA

domingo, 15 de noviembre de 2009

Autobiográfico: Televisión II

Esos años fueron así: a veces, en las noches hablábamos mucho caminando por el medio de la calle, con una remera de misfits cada uno, mientras la cumbia sonaba de fondo.
Hablábamos de cualquier cosa: de bon Scott y sus conquistas, de menem, de stenciles, de
mujeres, de pocas cosas... Esas pocas cosas frenaban al tiempo.
En el tiempo Nuestra vida.
Y mi barrio, la casa de lo poco que nos sucedía; mis amigos eran verbo y con ellos las acciones desdobladas en recuerdos mejoraban las rachas que eran, con justicia, malas , terribles y hermosas... Andábamos con muchos pero muchos proyectos. Mucha voluntad y poco talento. Por esa razón fotografiabamos a la gente en televisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario